Un Verano Y2K: Como los Afroamericanos Crean la Cultura

By: Ellie Forte
Translation by: ltyosaki
junio 27, 2021
en
es
Y2K

Escribido por Ellie Forte | @filthydinosaurs

Traducido por Crista | @ltyosaki

 

El día es el 31 de Diciembre del año 1999. Millones de americanos están sentados viendo sus relojes esperando el nuevo milenio. Para muchos de los que vivieron a través de él, Y2K es el “Problema del Año 2000”. En el cambio de un nuevo millennia, muchos creyeron que sus datos se perdieran o que la tecnología no sería capaz de computar en el nuevo milenio. Para los adultos jóvenes de hoy, Y2K es un movimiento de moda icónico que tuvo lugar a principios de la década 2000. 

 

Jeans de baja altura, tacones gruesos, bolsas pequeñas, lo que sea. La moda de Y2K está regresando de una manera feroz. Es posible que hayas visto videos en tu “Página para ti” en TikTok con creadores en sus atuendos favoritos que recuerdan a la era histórica. Y2K significa  “Año 2000”.  La década de 2000 fue un punto de turno cultural para la moda, la música, y las películas. 

 

A pesar de los grandes momentos de moda que se produjeron durante este tiempo, los creadores del movimiento cultural han sido borrados: los Afroamericanos. 

 

Leyendas Urbanos 

Hasta los años 00, el streetwear fue muy prominente debido al auge de la cultura “Bling Bling”, una celebración del capitalismo Afroamericano, que se encontraba en el Hip-Hop y el R&B en ese momento. Marcas como FUBU (iniciada por el “tiburónDaymond John), Sean John (del magnate de la música Puff Daddy/P. Diddy), EKCO y Rocawear (Jay-Z), capitalizaron la tendencia de atender al consumidor Afroamericano.

 

Para creativos como Marc Ecko, su inicio en la moda comenzó en la escuela secundaria. A menudo tomaba la ropa de sus compañeros de clase y personalizaba sus jeans de mezclilla para ellos. Daymond John vendía su ropa apareciendo en los sets de videos musicales alrededor de la ciudad de Nueva York, cuando por casualidad a finales de los años 90 se coló uno de sus artículos en un comercial de GAP que presentaba LL Cool J, causando un aumento vertiginoso en la popularidad de la marca. Dapper Dan, un diseñador con sede en Nueva York, ganó notoriedad por imprimir logotipos de alta costura en sus diseños que inspiraron la logomania que saltó a la fama en los años 00.

 

Visionarios como Kimora Lee Simmons cambiaron el juego con la marca Baby Phat en el año 1999. La marca de streetwear fue la primera de su caliber diseñada solo para mujeres. Simmons tomó nota de cómo la ropa urbana de calle dirigida a las mujeres todavía no tenía forma y era holgada como las contrapartes masculinas y se aseguró de incluir un borde tradicionalmente femenino en sus diseños. Después que vio a sus hijas de Generación Z participando en el resecamiento de la moda Y2K, ella decidió traer de vuelta a Baby Phat a través de una colección especial con Forever 21. Cuando se le preguntó sobre el legado de Baby Phat, Simmons declaró, “Cuando yo cree Baby Phat hace 20 anos, fue porque las mujeres  – especialmente mujeres de color  – no tenian una voz en la categoria de streetwear.”

 

Baby Phat no solo era instrumental por su ropa sino que también fue altamente impactante debido a sus espectáculos de runway. Simmons era conocida por su carrera de modelo legendario, su conexión al hip-hop y el general su estatus de celebridad. A través de eso, Baby Phat pudo ofrecer desfiles de moda diversos, entretenidos y celebrados que ayudaron a la marca a convertirse en “una intersección de ropa de mujer, hip-hop, y ropa de calle.”

 

La moda fue remitida por celebridades Afroamericanos a finales de los 90 a principios de los 2000. Músicos como Aaliyah, Destiny’s Child, Missy Elliot y TLC fueron fotografiados en lo que hoy se calificaría como Y2K. Left Eye especialmente, era conocida por su estilo de vanguardia, así como su capacidad para armar looks icónicos. También los primeros aughts trajeron el surgimiento de los “video vixen”  – modelos que fueron contratados para jugar el interés amoroso en los populares videos musicales de Hip-Hop y R&B  – que se hicieron populares por derecho propio, adornando portadas de revistas y alfombras rojas. Junto con las supermodelos Tyra Banks, Naomi Campbell y Selita Eubanks, llevaron las tendencias de la moda urbana de la ciudad a la corriente principal.

 

Ellos eran influencers de la moda antes de lo que se conociera como el “Influencer de redes sociales.” Artistas Afroamericanos tienen una larga historia de ser los creadores de gustos en la sociedad. Desde los manierismos, hasta la ropa, pasando por los medios de comunicación, su influencia en la moda no puede ser ignorada.  

 

El Blueprint

Fusionando influencias de los años 90, el Hip-Hop y el R&B fueron las principales vías para la moda. Desde finales de los 90 con las tendencias del “afrofuturismo” en los videos musicales populares, las raíces de Y2K comenzaron a florecer. En el cambio de un nuevo milenio, el público estadounidense en general vio un cambio. La cultura avanzó hacia una nueva era anticipando los avances tecnológicos y culturales. Creando un estilo que también se conoce como un “Ghetto Fabuloso”, los Afroamericanos fueron capaces de hacer un estilo urbano que transmitió las tendencias de la moda. 

 

Artistas como Missy Elliot impulsaron visuales tanto en la música como en la moda. Sus influencias se podían ver a medida que su carrera progresaba. En 2002 ella lanzó el video musical para “Work It”. En el video, Missy y sus bailarines usaron diferentes chándales Adidas como una pieza de declaración. Missy tomó una elección de ropa tradicionalmente masculina para comodidad y la hizo sexy, femenina, y divertida. Solo un año después del lanzamiento de “Work It” marcas como Juicy Couture verían una inmensa popularidad por sus propios chándales de terciopelo. Celebridades de A-list como Britney Spears, Beyonce, y Alicia Keys serán fotografiadas con en chándal. 

 

Los chándales no eran el único artículo cliente de la época. Muchas personas incorporaron el denim en sus looks. Algunas de estas piezas incluyen patrones de patchwork, faldas de mezclilla deshilachadas y jeans de baja altura. Para muchos de estas piezas, fueron deconstruidas y deslumbradas. Incluso antes de la década de 2000, artistas como Aaliyah a menudo lucían jeans de baja altura, con crop tops y pañuelos. Ella especialmente empujó los límites de la masculinidad. Mucho de lo que los Afroamericanos usaban en ese momento en tiempo era bricolaje (DIY) debido a que las principales marcas de moda no los atendían, y por esto, muchos tomaron la moda y el estilo en sus propias manos. 

 

También conocido por usar denim fue Destiny’s Child, antes de que el grupo llegará a lo grande no tenían acceso a una amplia gama de marcas de diseñadores por lo que fueron diseñados por Tina Knowles, madre de Beyonce. Como Afroamericana, gran parte del estilo de Tina para el grupo se originó de Motown. Para el grupo de chicas (que estaba compuesto por cuatro mujeres Afroamericanas en ese momento), su estilo tomó elementos del glamour de la Era Motown pero con un toque urbano moderno. Los diseños de Tina fueron fuertemente criticados por la industria en ese momento como “bajo presupuesto” y “gueto”, pero todo el tiempo inspiró tendencias usadas por las contrapartes blancas del grupo Britney Spears, Christina Aguilera y Jessica Simpson.

 

En una conversación con la supermodelo Beverly Johnson, Tina declaró, “Como Afro-Americana, yo se, siempre ha sabido, que nuestra moda, nuestro ambiente, nuestro estilo, nuestro swag, ha influido mucho en el mundo de la moda.” Y agregó, “Recuerdo que antes, yo diseñaba cosas y me criticaban, pero lo siguiente que sabía era que estaba en la pasarela de alguien”.

 

Muchas veces, los creativos Afroamericanos son criticados por sus trabajos, solo para que sea aceptado en personas que no son Afroamericanos años más tarde. El estilo innovador de Tina permitió que los miembros de Destiny’s Child y el grupo se convirtieran en un elemento básico en la cultura pop y la moda. 

 

El grupo lucía jeans de baja altura con frecuencia mientras adornaban las alfombras rojas y e incluso a veces usaban trajes enteros hechos de mezclilla para sesiones de fotos y apariciones en la prensa. Knowles añadió plumas, flecos y pedrería a formas y siluetas únicas en sus trajes. La capacidad del grupo para hacer suya la moda fue evidente en videos musicales como «Bootylicious«.

 

No solo los artistas eran astutos con sus atuendos, sino que su habilidad de accesorios los diferenciaba mucho de sus contrapartes que no eran Afroamericanos. La tienda de belleza en particular, era un lugar donde las personas Afroamericanas no sólo podían encontrar productos para el cabello, sino también accesorios y ropa. Desde anillos grandes hasta collares que eran “blinged out”, los Afroamericanos eran capaces de tomar piezas de sus tiendas locales de suministros de belleza y crear momentos de moda. 

 

Resurgimiento de Y2K

A pesar de la popularidad de la moda Y2K en 2021, el movimiento de la moda en realidad comenzó a aumentar de nuevo en 2017. Juicy Couture incluyó chándales de terciopelo para su colección otoño/invierno 2017. Lentamente pero seguramente, la estética de principios de la década de 2000 volvería a la corriente principal.

 

Desde allí, las marcas empezaron a lanzar ropa y accesorios que recuerdan a la época. En la colección otoño/invierno de Blumarine, la inspiración de la decada de 2000 era fuerte. Incorporando los tacones de correa de la década de 2000, así como la piel en la ropa, es evidente que el futuro es Y2K. Marcas de propiedad Afroamericanas como Brandon Blackwood también encarnan el movimiento con sus pequeños bolsos. 

 

Con el paso de los hypebeasts y el streetwear, a principios de la década de 2000 la moda estaba viendo un nuevo renacimiento. A pesar de su renacimiento, fue clasificado como “Cyber Ghetto” por los usuarios en Tik-Tok. Lo que era un movimiento iniciado por personas Afroamericanas, ahora estaba siendo apropiado en las redes sociales por personas que no eran Afroamericanos.

 

Los usuarios de TikTok como @insightofleoo y @shycsmith usan sus plataformas para discutir la era Y2K. Proporcionando recorridos y miradas de la época, sus contribuciones son importantes para la conversación en curso en torno al borrado de la influencia de las personas Afroamericanos en la cultura.

 

Un problema grande en la sociedad de hoy es que la ropa y los peinados de las personas Afroamericanos serán categorizados como inaceptables hasta que sea usada por personas que no son Afroamericanos. Gran parte de la cultura es iniciada por personas Afroamericanos en las capuchas de los Estados Unidos. Cosas como las puntas largas y ornamentadas, los pendientes de aro, y los intrincados peinados se burlaban cuando las personas Afroamericanos los usaban.

 

A medida que continuamos avanzando en la moda y la cultura, es importante recordar siempre a las personas que la crearon. Las personas Afroamericanoss ya no deben ser borradas en la conversación sobre la moda Y2K, especialmente como sus creadores. Para muchos, será difícil desaprender de nuestros prejuicios que nos permitan olvidar que las personas Afroamericanos hacen de la cultura pop lo que es hoy en día.

Etiquetas: